DOSSIER DE PRENSA AMAGI, POR SUMA DE LETRAS

suma

El autor

De origen indio, Sagar Prakash Khatnani nació en las islas Canarias en 1983. Estudió Producción de Audiovisuales, Radio y Espectáculos, además de varios cursos de cinematografía y fotografía. Posteriormente cursó el grado superior de Protocolo Internacional en Madrid.

Después de ganar varios concursos de literatura, decidió embarcarse en la aventura de Amagi, su primera novela, durante más de seis años, escribiendo por las noches y en sus horas libres. Antes de alcanzar el reconocimiento, su libro fue autoeditado en Amazon, donde en apenas unos meses a la venta consiguió casi 2.000 descargas. Pero ha sido su blog (https://amaginovela.wordpress.com), con cientos de visitas diarias, y su página de Facebook, en la que el autor comparte con los lectores pequeños fragmentos de su novela, lo que la ha convertido en un verdadero éxito en las redes sociales. Con más de 9.000 fans a día de hoy en su perfil y una gran participación, podemos decir que Amagi se ha convertido en una de las novelas más esperadas de 2014. Es ahora cuando comienza su trayectoria en formato de papel.

Amagi

¿Qué harías si tuvieses el mismo sueño cada noche, un sueño en el que el destino te estuviera llamando a iniciar el viaje de tu vida…?

***

Aquellos que se lanzan a la búsqueda de la libertad están destinados a encontrarla.

¿Cómo podría definirse Amagi?

Si para ahorrar tiempo se buscara delimitar la trascendencia de esta palabra, cabría la posibilidad de recurrir al formato que habitualmente muestran los diccionarios:

         Amagi: de origen sumerio y localizada en una tablilla de más de cuatro mil años de antigüedad, es la primera palabra escrita para designar el concepto de libertad.

         Amagi: novela de aventuras y viajes que, capturando la esencia vital de aquellos cuentos espirituales soporte de tradiciones y culturas milenarias, consigue condensar la verdad del pensamiento humano.

Pero si a través de la magia y la exquisita literatura se fusionasen las dos anteriores acepciones, el resultado sería una novela cuya lectura, en aras de la libertad, propicia no solo el aprendizaje y la reflexión, sino que muestra el camino para un sólido crecimiento mental y espiritual. Una historia fascinante que invita a buscar y encontrar respuestas, una travesía irrechazable para dar sentido a todo lo vivido y a todo lo que queda por vivir.

«—¡Amagi! —gritó Yuseph, despertando en mitad del alba.

Aún jadeaba y, como cada noche, el catre estaba empapado en sudor. Otra vez había tenido el mismo sueño, el mismo que las últimas siete mil trescientas noches, desde el día en que había nacido».

Para ser su primera novela, Prakash Khatnani evidencia gran maestría e ingenio narrativo a la hora de conseguir una plena interacción entre personaje y lector. Hasta el punto de que las lecciones de vida que va asimilando el protagonista, y que al mismo tiempo van fortaleciendo su carácter, pueden ser perfectamente aprehendidas por el lector ávido de esa certera orientación emocional que permita encuadrar su visión del mundo.

«Aquel que te engaña pensando que eres un ignorante o un ingenuo sabe en lo más hondo de su corazón que confiaste en él más de lo que se merecía, y tu nobleza es su castigo y su lección».

Entretenimiento y espiritualidad se dan la mano para conformar una historia ciertamente adictiva y conmovedora, la de Yuseph Wahed. En una época imprecisa que bien podría ser a finales del siglo XVIII, el joven e ingenuo Yuseph decide romper con los miedos que le atan y salir a descubrir la vida, a perseguir sus propios sueños, a descifrar el significado de esa palabra que se le manifiesta a gritos en cada uno de ellos, «Amagi». Deja su hogar e inicia un viaje físico y mental que le llevará por el norte de África, atravesando tierra y mar, hasta el profundo descubrimiento de sí mismo. Una odisea plagada de nuevas experiencias, aventuras y episodios decisivos que le descubrirán al muchacho el valor de la soledad, la amistad, la confianza, el amor y la pérdida… al tiempo que van fortaleciendo su carácter y su percepción del mundo.

«Los pensamientos comenzaron a fraguarse en él: lo vivo crecía, maduraba y se transformaba, se arriesgaba a la vida, a padecer la lluvia y el sol, a danzar bajo la intemperie. Solo lo muerto permanecía estático e impasible, y hasta el agua más pura se pudría cuando se estancaba».

Amagi se conforma como una novela que desde el primer momento sorprende en cada una de sus páginas, sobre todo porque los acontecimientos que, a modo de pequeñas historias de aprendizaje, se van sucediendo, consiguen despertar la conciencia dormida del que lee. Cada contratiempo que enfrenta Yuseph se convierte en un estímulo, una oportunidad de superación y lucha, una nueva lección de vida. La emoción y empatía provocadas por el protagonista embarcan entonces al lector en su misma aventura, haciendo propias tanto las alegrías y decepciones como las enseñanzas y motivaciones. A través de los ojos siempre despiertos de un muchacho y de sus vivencias, se nos revela que la vida es cal y arena, azúcar y sal, aciertos y errores… Y de todos ellos se aprende algo, siempre, por muy viejo que uno sea o se sienta.

«La vida es una aventura peligrosa que comienza donde termina nuestra rutina, es un apostar».

La intensidad y sutileza de Bucay o de Coelho se funden con la magia de El principito y el exotismo de Las mil y una noches para alumbrar el viaje iniciático de un joven que recorre el obligado y pedregoso camino hacia la edad adulta. El autor se vale de un lenguaje preciso, estudiado, a veces poético y otras profético, pero siempre bello y vital, para construir una novela donde la combinación de fantasía, misterio, amor, drama y pasión se antoja una sinfonía tremendamente armoniosa; y clara herencia de la tradición fabuladora de culturas tan antiguas como la budista, la hinduista o la cristiana. Su trama envolvente y su atinado pulso narrativo hacen de Amagi un libro realmente conmovedor y brillante, de esos que por mucho tiempo que pase, perdura en la memoria.

«El valor de las cosas no está en sí mismas, sino en la intensidad con que se aprecian, muchacho. Recuerda: nadie puede tasar tu valor salvo tú mismo».

Personajes principales

Recibimos lo que damos y atraemos lo que somos.

Yuseph Wahed es inquieto y despierto, acaba de cumplir veinte años y quiere ser libre para conocer y comerse el mundo… «Le atraía la idea de estar convirtiéndose en un hombre al fin. Físicamente era larguirucho, aún verde y púber, como una caña de bambú. Auguraba espalda ancha y gestaba la semilla de una terrible belleza. Su piel cobriza y brillante lo recorría como las dunas del desierto. (…) Desde sus últimos días en la madraza, trabajaba en la zapatería sirviendo a su padre. Nunca le gustó el oficio y siempre imaginó otro futuro para sí mismo».

Aliena es la hermosa, inteligente y obediente esclava de lady Charmed. No cesa en la búsqueda de su padre desaparecido algunos años atrás. Para Yuseph, su primer, secreto y frustrado amor, fiel confidente y mejor amiga… «Una joven bellísima de tez olivácea y cabello oscuro… los ojos profundos y azules, como dos lagos de agua fría. (…) Una bellísima persona. Una personalidad desbordante. Un carácter impetuoso. Un ánimo jovial. Un amor infinito. Un cariño insuperable. Una fidelidad inquebrantable».

Lady Charmed destila odio en cada palabra o gesto. Es la noble viuda desagradable y déspota que inesperadamente se convierte en obstinada enemiga del joven… «Mujer enjuta, de piel blanca y mofletes como hígados, que le señalaba con los labios arrugados como si los hubiese zurcido. Sus ojos, saltones y tiznados, reflejaban un fulgor histérico».

Maya es la prostituta más hermosa de Rabat, la cortesana del pueblo que ayuda a Yuseph cuando todos le han engañado y se han aprovechado de él. También es la mujer que le inicia en el sexo y las artes amatorias… «Su piel dorada y jugosa, sus rasgos sinuosos. El cabello le bañaba los hombros. (…) Sus ojos y su sonrisa eran astutos pero honestos; y esa mezcla de ternura y pasión la convertía en el dulce veneno que todos deseaban beber».

«Juro que yo mismo construiré mi vida», pronunció en lo más hondo de su alma. «No volveré a culpar o a quejarme de nada ni de nadie jamás. Caeré y me levantaré; fracasaré y lo celebraré; aprenderé de cada tropiezo, con la mirada en mi meta, en mis objetivos, en mis deseos y en mis aspiraciones. Solo así, el más grande de los obstáculos no me parecerá más que una diminuta piedra en el camino».

Kalya, capataz del barco en el que, huyendo de unos ladrones, se oculta Yuseph. Tras una vil y súbita artimaña consigue hacerlo pasar por un esclavo. A partir de ahí, el joven se verá sometido al continuo escarnio y a los más sucios trabajos; su vida estaba en manos de un despiadado e inhumano verdugo… «Furioso y con los ojos inyectados en sangre, arrastrando su látigo y dispuesto a destruirlo hasta sus fundamentos».

El Judío es el gran señor que se encargará de comprar a Yuseph cuando todavía es un esclavo, el que le dará la ansiada oportunidad que tanto estaba esperando para demostrar su valía… «El hombre más rico y poderoso de los reinos de Occidente. Todos los trenes, los barcos o grandes negocios de Europa pertenecen al Judío. Es un hombre extraño, nadie lo ha visto jamás».

Gibrán Khan, jefe contable y hombre de confianza del Judío, terminará revelándose como un traidor que tienta a Yuseph para ponerlo de su lado en el hurto de oro al señor. Sin buscarlo, será quien finalmente haga revolver la conciencia del muchacho hasta destapar su integridad y limpieza moral… «Sus facciones nobles comenzaban a caducar, pero bajo las cejas hirsutas sus ojos brillaban con fiereza».

Zulaikhah Aisha Begum, la mujer de su vida, su gran amor, es una rica heredera de grandes latifundios que busca la felicidad. Es la que plantea el enigma que debe resolver aquel que quiera conquistar su corazón… «El hombre que estuviese leyendo la carta debía responder al siguiente enigma, una especie de prueba: “¿Qué es aquello que estando en el lado izquierdo tiene todo el derecho sobre nuestras decisiones?”».

«Cuando pierdes algo que te pertenece y lo recuperas, entonces descubres su verdadero valor».

Sinopsis

 

La vida es el mayor de los riesgos. Siempre nos ofrece la oportunidad de un nuevo comienzo, pero hay que tener coraje para afrontarlo.

***

Porque hay cosas que no se dicen, solo se comprenden.

¡Amagi!… Con la imperiosa necesidad de dar significado a esa enigmática palabra que se repite cada noche en sus sueños, y tras una serie de hechos realmente insólitos, el joven Yuseph Wahed se siente empujado a dejar su hogar. Quiere conocer mundo, y quiere conocerse a sí mismo. En ese lance de descubrimiento interior iniciará un recorrido por el norte de África que le llevará de su pueblo hasta Rabat, y de ahí por mar a Egipto… Un viaje inimaginable que le abrirá los ojos a nuevas experiencias, aventuras, conocimientos, sucesos, otras personas…, trabajos, mentiras, amor, traición, pérdida, confianza, crueldad, pasión, soledad, desazón, dolor… En definitiva, aprendizajes que conformarán su nueva visión del mundo y la vida, la del aprendiz que se termina convirtiendo en maestro.

La odisea de Yuseph se inicia con un viaje en tren hasta Rabat que le supondrá su toma de contacto con la cruel realidad. Sufrirá el desprecio por su color de piel personificado en lady Charmed, que a partir de ese momento se convertirá en su más cruel enemiga. Pero también sentirá por primera vez lo que es el amor, limpio y transparente, volcado en Aliena, una esclava que el destino ha puesto en su camino y con la que volverá a encontrarse más adelante; ella terminará representando el valor de la amistad más pura. Conocerá también la pasión, en brazos de Maya, la cortesana que le ayuda cuando todos le han dado la espalda. Las lecciones aprendidas en cada historia que va conociendo, en cada episodio que va acaeciendo en su vida, se guardan íntegras en la memoria del joven. Todas terminarán modelando a un tiempo el carácter del joven.

«—Cuando deseas mal a alguien —le habló el anciano—, sientes rabia y odio; esos pensamientos te hacen más daño a ti que a los demás. La mente sin corazón es como un puñal sin mango: hiere a su propio dueño».

Huyendo de unos ladrones, Yuseph se refugia en un barco que se hace a la mar. Allí su situación empeora pues el capataz le engaña y, a ojos de todos, consigue hacerlo pasar por un esclavo. Encerrado, sometido a trabajos inhumanos, palizas y tratos realmente denigrantes, el joven consigue sobreponerse y seguir extrayendo mensajes positivos de cada desafío adverso que enfrenta. El apoyo y la sincera amistad de Aliena, que también viaja con su señora en el barco, son su gran aliento. Ya en el puerto de Alejandría es vendido como esclavo al Judío, un destacado señor y comerciante que le dará la única oportunidad que hasta ahora Yuseph había tenido para demostrar su valía. Pero aún le quedan muchas historias por descubrir y lecciones por aprender. Entre ellas, la del amor verdadero, ese que encuentra en Aisha…, aunque para alcanzarlo tenga viajar hasta la remota India, amparándose solo en la estela de un enigma y una extraña carta.

«No vemos lo que es, sino lo que creemos; estamos condicionados por nuestro pensamiento y creemos gustosamente en aquello que se acomoda a nuestros deseos».

Han dicho de su trabajo:

«Si te gusta el estilo de Coelho, Benedetti o Bucay, te va a encantar».

Revista Tenerife de noche

«Considero esta novela en la línea de los mejores relatos espirituales y de aventura, muy original y magníficamente escrita, un verdadero y apasionante caleidoscopio de situaciones y personajes, además de contener instrucciones inspiradoras para la evolución interior».

Ramiro Calle

«Una historia apasionante, una cuidada prosa y una cultura ancestral que se nos presenta con maestría para que la conozcamos y disfrutemos adentrándonos en ella».

Enrique Gallud Jardiel

«[Amagi es la muestra de que] todos somos responsables de lo que hacemos con nuestro destino. Lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos; los sueños que propiciamos y las fantasías que acariciamos determinan nuestra existencia. Por eso, nadie, salvo nosotros mismos, labra nuestro destino y hace de nuestras vidas un cielo, purgatorio o infierno».

Bernabé Tierno

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s